Dame matraca! Entrevista con... Jota Blanco


¿Cómo definirías a Jota Blanco?

Jota Blanco es la identidad artística de alguien que en apariencia es una persona sencilla y sosegada, pero realmente es una montaña rusa de emociones constante, con miles de inquietudes que no paran de fluir y que terminan volcadas en el arte. Es alguien consciente del mundo que le rodea, el cual quiere reflejar a través de su mirada particular, puesta sobre todo en el desnudo, siendo la intimidad y la identidad la mayor inspiración a la hora de crear.



Actualmente expones en nuestro espacio 'Screen' ¿Qué se va a encontrar el espectador?

El espectador se va a encontrar un conflicto el cual llevo observando durante mucho tiempo. Internet ha roto con la pared de lo íntimo, y a través de esa ruptura nos ha traído el desnudo como tema universal. El fenómeno del Nude (hacerse fotografías desnudo con la cámara del móvil) es un hecho, y Screen es un reflejo de ello. En este proyecto presento una serie de imágenes rescatadas de internet en la que presento, sin tapujos, del desnudo masculino. Como artista, he observado que existe una inquietud universal por el desnudo, y que esta ha sido una temática constante a lo largo de la historia del arte. Screen pretende continuar esta tradición artística.


Utilizas el bolígrafo bic para un retrato contemporáneo con reminiscencia academicista ¿Cómo es tu proceso creativo?

Defino mi trabajo como fotorrealista porque siempre parto de la fotográficas como referencia para la creación de mis obras. Empiezo buscando en internet, más concretamente en redes sociales, entre miles de imágenes para encontrar una estética, una pose o un modelo que me invite a crear y reflexionar. Mucha gente se ofrece a posar para mí, pero en muy raras ocasiones suelo trabajar con modelos. Tras esto, comienzo el trabajo en papel. Suelo utilizar el bolígrafo bic de varios colores como herramienta predilecta. Aunque este recurso me limita la paleta cromática, pues en principio solo cuento con unos pocos colores básicos, a su vez, es lo que me permite sacarle mayor potencial y crear una paleta propia que caracteriza mi trabajo. La producción es delicada, por lo que para mí es importante tener un ambiente íntimo, en el que pasar largas horas trabajando y acompañado solamente de la música.


Tu trabajo surge de visualizar el desnudo masculino en internet, muchas de esas imágenes, susceptibles a la actual censura de lo que califican como contenido para adultos. ¿Cuánta censura te has encontrado por el camino, tanto en redes sociales como a la hora de exponer?

Únicamente tengo problemas con la censura en redes sociales. Estas se han convertido en una auténtica pesadilla. Un muro con el que no paro de enfrentarme constantemente. El año pasado llegaron a borrarme mi perfil de Instagram, la cual ha sido la red social en donde me he dado a conocer. Esto me ha supuesto comenzar de cero, y ahora, con los nuevos algoritmos, he perdido una gran audiencia. Aun así, con estas dificultades, creo firmemente en mi proyecto, pienso seguir utilizando las redes sociales para dar a conocer mi arte, aunque tenga que pasar por los filtros de la censura.


¿Quiénes son tus referentes tanto en la vida como en el arte?

De mis principales referentes artísticos, muchos de ellos son ilustradores que han pasado por esta galería, como Javi Rubin o Cuéntaseloanto. Evidentemente, el trabajo de Juan Francisco Casas es unas de mis mayores influencias. Como dije antes, mi trabajo está ligado directamente con la fotografía, por lo que el trabajo de fotógrafos como Gonza Gallego, Cainq o Paco y Manolo, inspiran muchísimo mi trabajo. Por otro lado, en mi vida hay vida hay muchos temas que me influyen: la historia del arte en sí; artistas y activistas LGTBI+ como Samatha Hudson; el mundo del anime, el manga y el cómic en general.


¿Cuál es tu próximo proyecto?

Ahora mismo estoy explorando nuevas vías de investigación para alejarme una temporada de proyectos como Screen. Me interesa indagar en el retrato. En Screen, los modelos no mostraban apenas el rostro, lo despojaba de cualquier personalidad. Quiero incorporar algo más de identidad a las obras, pero manteniendo algo del anonimato que suelen protagonizar. Me interesa crear ilustraciones más limpias, sin fondos, centradas más en la figura y la fragmentación del cuerpo.



¡Gracias!