RANDOMAGUS

 

Es sorprendente descubrir que un hombre tan grande (1,94 m, 130 kg) produce un arte tan delicado y frágil como el que hace Randomagus (Benicarló, España, 1976). Pero bueno, sus collages tratan sobre temas vulnerables como conceptos de masculinidad, la idea de la belleza y el deseo por el deseo.

Fragmentos recurrentes de su arte son corazones, pájaros tropicales y flores, marineros y por supuesto hombres de tiempos vintage, volviendo del pasado tras ser encontrados por Randomagus, en tiendas de segunda mano polvorientas y mercadillos y también en álbumes de fotos y cajas de zapatos descubiertas en casa de sus padres. O al lado de un contenedor de basura en la calle.

Su trabajo ha aparecido en revistas como Et Alors, VICE, The Advocate y LeCool, así como en medios underground como JeuneBelgique y Faaaan!.